COMO DORMIR (I)

OthtlshahfU_s1600_dormir

Seguro que alguna vez habéis notado algún dolor en el cuello al levantaros por la mañana o la mano dormida o molestias en alguna articulación. Los motivos pueden ser muchos: el colchon, la almohada, una mala postura, una lesión… Vamos a analizar cada uno de estos elementos para, así, porder elegir correctamente y que el sueño sea lo que tiene que ser, un proceso de regeneración y sanación del cuerpo y no la causa de molestias.

Antes de empezar, quiro decir que lo más importante para un buen descanso, es que estemos cómodos y que al levantarnos sintamos el cuerpo descansado. Digo esto tan obvio porque, diga lo que diga yo o cualquiera o leamos lo que leamos, debemos elegir independientemente porque cada uno sabe como descansa mejor. Evidentemente, estos consejos están basados en la anatomía y fisología del cuerpo y se centran en mantener la columna lo más recta posible, por lo que, teóricamente, es lo más saludable y lo que mejor va a cuidarnos.

COLCHÓN

Un mal colchón es posiblemente el problema de la mayoria, normalmente porque son demasiado blandos. Independientemente del material del que esté hecho, el colchón debe ser firme, para no hundirnos al acostarnos y ergonómico, para que se adapte a nuestro cuerpo, mantenga la columna recta y el peso se reparta mejor, cosa que no pasaría en un colchón demasiado duro donde el peso se concentra en determinadas zonas del cuerpo.

A partir de estas características, el cochón que elijas dependerá de cada uno, ya que, como he dicho antes, lo más importante es que estémos cómodos al acostarnos, pero me vais a permitir que os recomiende los colchones viscoelásticos, tanto por lo que me cuentan como por experiencia propia.

Para los que durmáis en pareja, los mejores son los colchones con zonas independientes para que los movimientos de uno no afecten al otro.

ALMOHADA

A la hora de elegir la almohada correcta, es muy importante tener en cuenta la postura en la que dormimos, ya que una almohada muy gruesa resulta incómoda al dormir boca arriba el cuello queda flexionado y si es muy fina, al dormir de lado, la cabeza se nos inclina, perdiendo, en ambos casos, la forma fisiológica de la columna.

Para los que durmáis boca arriba, lo ideal es una almohada fina, incluso hay quien dice que sin almohada. El no usar almohada es la meojr forma de que la columna este en posición correcta, pero puede ser que la cabeza se acabe inclinando hacia atrás extendiendo el cuello.

b88pzb

Si eres de los que prefieren dormir de lado, pasa lo contrario, necesitáis una almohada que cubra el espacio entre la oreja y el hombro para mantener la espalda recta.

dormir2

Hablando de almohadas, me gustaría recomendar el uso de las almohadas cervicales de viaje para los que tengáis que dormir alguna vez sentados. Son muy útiles porque evitan dar los cabezados propios de dormir sentado, mantien el cuello en una postura bastante buena y son comodos de llevar al guardarse desinflados.

Queda hablar de las posturas, que es donde más me voy a entretener, así que, para que esto no se haga muy pesado de leer, lo voy a dejar aquí y mañana seguiré con las posturas y algún consejo más.

JJ

No hay mejor almohada para dormir que una buena conciencia (Aristóteles)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s