NATACIÓN

natacion

La natación es uno de los ejercicios que más se recomienda a las personas que tienen problemas de espalda. La verdad es que es un deporte bastante completo, donde trabajan todos los grupos musculares, pero ¿es bueno “recetarla” de la forma tan genérica que se suele hacer?.

Antes de nada, decir que como cualquier deporte aeróbico, la natación es muy beneficiosa para la salud, pero el hecho de que se practique en el agua suma otras ventajas:

  • Mejora del trabajo cardiorespiratorio

  • La resistencia al movimiento del agua es mucho mayor que la del aire, por lo que se realiza un buen trabajo muscular, tanto para entrenar músculos débiles como para fortalecer músculos sanos. Cuanto más rápido sea el movimiento, más resistencia obtendremos.

  • Mejora la coordinación, el esquema corporal y la postura.

  • Mejora la circulación de retorno.

  • Como en el agua pesamos menos la carga sobre las articulaciones se reduce considerablemente.

  • Aumenta la eliminación de las sustancias sobrantes del metabolismos muscular.

  • Al ser un ejercicio simétrico no crea descompensaciones en la musculatura.

  • Como todos los deportes aeróbicos, ayuda a quemar grasa.

images

A pesar de estos beneficios, no se debe prescribir la natación así como así, hay que considerar algunos factores.

Ciertas patologías no son compatibles con un ejercicio de estas características como enfermedades cardíacas, insuficiencias respiratorias, heridas abiertas, úlceras por presión, procesos infecciosos o inmunodeficiencias.

Lo segundo que hay que saber a la hora de recomendar la natación es si la persona sabe nadar correctamente. No hace falta ser Michael Phelps, pero, si no se tiene una buena técnica, el movimiento tan repetitivo que supone la natación puede agravar la lesión o provocar nuevas, especialmente problemas musculares por descompensación.

El tercer factor a tener en cuenta es el estilo que tenemos que practicar.

Mariposa: Es el estilo con la técnica más compleja y que requiere un mayor esfuerzo físico, por lo que no es recomendable para personas que no lleven tiempo nadando o no esten en buena forma física.

Braza: Es cómodo, no supone un gran esfuerzo y facilita la respiración, por lo que es el preferido de personas mayores o con baja condición física. No es un estilo realmente bueno para la espalda, especialmente si tenemos problemas en la zona lumbar, ya que arquea mucho la columna, aumentando la curvatura de esta zona, sobre todo si se nada con la cabeza fuera del agua todo el rato. Además la patada de este estilo puede llegar a producir problemas en las caderas y rodillas si no se hace correctamente.

bra_inc2

Espalda: Posiblemente el estilo más recomendado para personas con problemas de espalda, especialmente escoliosis. Si se realiza correctamente es el que mantiene la columna en la forma más natural ya que no es necesario mover la cabeza para respirar. Además es muy bueno para trabajar la zona abdominal, aunque en caso de debilidad de esta musculatura, puede provocar molestias en la zona lumbar, por lo que es importante trabajar los abdominales si elegimos este estilo.

Crol: Al igual que el estilo de espalda, mantiene la columna en una buena posición, excepto en el momento de respirar, donde la cabeza tiene que girar hacia un lado. Para facilitar la respiración los nadadores realizan lo que se llama rolido, que es un giro de unos 45º a lo largo del eje longitudinal del cuerpo que permite sacar la cabeza del agua sin girar tanto el cuello. También hay que tener cuidado de no respirar siempre hacia el mismo lado, ya que puede provocar descompensaciones en la musculatura del cuello, por lo que se recomienda respirar cada 3 o 5 brazadas y no cada 2 o 4.

cache_2427594066Rolido

Por supuesto, hay que decir que, la práctica de la natación, tiene sus riesgos de lesion, principalmente en un tendón del hombro llamado manguito de los rotadores y,  en los que nadan a braza, en las rodillas, como ya hemos visto.

Viendo esto, podemos concluir que la espalda y el crol son los estilos más recomendables para cuidar la espalda, siempre que se hagan con una técnica correcta. Si no sabemos nadar bien y nos da pereza ponernos a aprender, podemos optar por la gimnasia acuática, de la que ya hablaré otro día.

JJ

El agua es el vehículo de la naturaleza (Leonardo da Vinci)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s