LUMBALGIAS

lumbalgia1

Lumbalgia: del latin lumbus (lomo) y del griego algia (dolor), dolor de la zona lumbar.

Muchas veces, cuando alguien acude al médico o al fisio con dolor en la zona lumbar, el diagnóstico que se le da es el de lumbalgia, lo cual, teniendo en cuenta la etimología de la palabra, implica decirle a la persona algo que ya sabía, que tiene dolor lumbar. El verdadero diagnóstico sería especificar cual o cuales son las causas que provocan este dolor.

Más del 80% de la población mundial sufre alguna vez en su vida un epidosio de lumbalgia. Lo más común es que sea un dolor muscular por una mala higiene postural o sobreesfuerzos, pero hay otras causas que, aunque menos comunes, es importante descartar como tumores, infecciones, osteoporosis o traumatismos. En mujeres, el embarazo y la menstruación también pueden producir dolor lumbar.

 lumbago

También hay que aclarar que, si no hay sospecha de alguna de las causas más graves, las radiografías o resonancias magnéticas no son de utilidad, ya que ciertos hayazgos que se pueden observar en ellas como curvaturas anormales de la columna, desgaste de los discos intervertebrales, protusiones o, incluso, hernias discales que no lleguen a tocar el nervio, son igual de frecuentes en personas con y sin dolor lumbar, por lo que se podría ahorrar mucho dinero de la sanidad pública si no se hicieran todas esas pruebas, innecesarias en muchos casos.

Como he comentado antes, la mayoría de las lumbalgias son de origen muscular, esto es debido a que esta zona de la columna es la que más carga soporta y la de menos movilidad, por lo que malas posturas mantenidas o movimientos bruscos o repetitivos pueden originar el dolor.

Uno de los factores más importantes para evitar la aparición del dolor lumbar es mantener un buen tono de la musculatura abdominal, especialmente del transverso del abdomen, del que hablaremos el próximo día. Tambien debemos evitar giros bruscos de la columna o levantar cosas del suelo doblando la espalda, siempre hay que hacerlo flexionando las rodillas para hacer la fuerza con las piernas y mantener la espalda recta. Otro músculo que hay que cuidar mucho, y del que también hablaremos en los próximos días, es el psoas, ya que al tener su origen en las vértebras lumbares, es el culpable de muchas de las lumbalgias.

 Psoas

En los próximos días iremos analizando los distintos factores que pueden provocar dolor lumbar y qué debemos hacer para intentar evitar su aparición, pero también es importante saber que hacer cuando aparece. Como en la mayoría de lesiones musculo-esqueléticas, cuando nos da un tirón lumbar y aparece el dolor, en las primeras 48h se debe aplicar frio 2 o 3 veces al día y mantener un reposo relativo. Esto quiere decir que no debemos hacer deporte ni ninguna actividad de intensidad media-alta, pero tampoco es bueno tirarse en el sofá y no hacer nada de nada, porque tardaremos más en curarnos. Una vez pasadas las 48h, se empezará a aplicar calor en la zona con una manta eléctrica o una toalla mojada con agua caliente.

JJ

El dolor es siempre menos fuerte que la queja (Jean de la Fontaine)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s